CONÉCTATE CON NOSOTROS

Locales

Malestar por la escasez de combustible en Puerto Iguazú

Desde hace semanas vecinos, turistas, remiseros y taxistas padecen la falta de combustible en Puerto Iguazú. Ningún responsable se hace cargo de la problemática.

Días atrás, taxistas y remiseros de Puerto Iguazú, realizaron una protesta en reclamo por la falta de combustible que afecta su trabajo, la nula respuesta de Migraciones en la zona de frontera, los retrasos en los cruces en la triple frontera y la ineficacia por parte del intendente del Frente Renovador, Claudio Filippa.

Sobre la problemática

Largas son las filas en las estaciones de servicio de Puerto Iguazú, no solamente las sufren extranjeros, sino también lugareños, que pasan el día intentando llenar el tanque al menos una vez en cada estación de servicio.

Si bien muchas veces se encuentran inspectores de tránsito realizando “controles” para evitar la reventa de combustible o el contrabando, no han logrado una disminución del consumo sino que al contrario, en los últimos días ha aumentado la cantidad de revendedores y las gasolineras no alcanzan a cubrir la demanda.

En consecuencia, el desabastecimiento provoca la ira de muchos conductores, especialmente por parte de los remiseros y taxistas, que no pueden trabajar por las largas colas y el faltante que está en el orden del día.

Particulares vs. trabajadores del volante

A partir de la manifestación en el Centro de Frontera y en la Municipalidad, los trabajadores del volante reclamaron “compromiso y trabajo coordinado” y presentaron un petitorio para que se respete el carril exclusivo en el cruce fronterizo, y que el Municipio emita una resolución para establecer una bomba exclusiva en cada estación de servicio, en horarios especiales con exclusividad para ellos.

El pedido fue aceptado por el intendente, y actualmente se está trabajando en una resolución municipal para establecer una bomba exclusiva y ver cómo se instrumenta en las estaciones de servicios de la ciudad. 

Pero esta “solución” sólo atendió el reclamo de un sector minoritario, y conductores particulares de autos, camiones y sobre todo motos, se quejaron a través de las redes sociales. Los motivos son varios, pero entre ellos está que no es parejo para todos y los vecinos pusieron de ejemplo a los motociclistas que “tienen el tanque chico, no lo pueden cargar para revender e igual tienen que hacer largas colas sin prioridades.” 

Como respuesta a eso, los remiseros y taxistas denunciaron que los particulares crearon “un negocio” donde compran combustible y lo revenden en los barrios, justamente a las personas de otros países que vienen a buscar.

Un dato importante es que el combustible en la Argentina, tiene un precio 50% más barato que en Brasil y Paraguay, por esta razón vienen muchos ciudadanos de los países vecinos a cargar. Pero de todas formas, desde la apertura de fronteras no pueden llenar sus tanques en las estaciones de servicio, debido a que el municipio y las expendedoras acordaron que los vehículos con patente extranjera sólo pueden cargar 15 litros.

Continuar leyendo...