CONÉCTATE CON NOSOTROS

Provinciales

Crece el malestar docente contra el Gobierno Provincial

La lucha de los distintos sectores docentes se visibiliza en movilizaciones y acampes en varias localidades de la provincia, pero actualmente se concentra en la capital misionera.

Una historia que no tiene fin

Mientras que los trabajadores y trabajadoras de la educación buscan retomar una mesa salarial a través del diálogo, por parte de los funcionarios públicos sólo reciben chicanas y ninguneo. La clara estrategia del Gobierno renovador es dilatar la lucha docente e instalar en la opinión pública que “son nada más que 200 maestros los que reclaman”, como dijo el gobernador, Oscar Herrera Ahuad.

Además, ayer el malestar se acrecentó luego de superar las 24 horas de acampe dentro y fuera del Consejo General de Educación (CGE), en el centro cívico de Posadas, sin que el Gobierno los convocara a discutir salario. La medida de fuerza continuó hasta el día de hoy y se decidió llevar adelante una asamblea provincial.

Casi en simultáneo, llegaron declaraciones del Ministro de Hacienda de la Provincia, Adolfo Safrán, diciendo que “el tema docentes hasta abril está cerrado y lamentamos la postura intransigente de estos sectores que no son representativos” dejando en claro que el Gobierno no pretende reabrir la paritaria.

En la misma nota agregó que “Misiones tiene cerca de 30 mil docentes y en el Consejo hay 200. Los gremios mayoritarios han firmado acuerdos, hay una mesa abierta para seguir cuidando el salario de los trabajadores. El año pasado los docentes tuvieron un aumento del 65% de sus salarios”.

Pero como dice el dicho: “se puede mentir a pocos, mucho tiempo. Se puede mentir a muchos, poco tiempo. Pero no se puede mentir a todos, todo el tiempo.” Porque la realidad es que son más de 1000 educadores en toda la provincia que llevan adelante este justo reclamo con paro y movilización.

Falsas acusaciones

Para sumar a los enojos, el Consejo General de Educación, compartió un comunicado donde anunciaron que debido al acampe que están llevando adelante “la carga de los sueldos del conjunto de los docentes se ve impedida de llevar a cabo, entre otras actividades administrativas” y aclararon que no se hacen responsables de los daños que puedan ocasionarse en el edificio.

Falsas acusaciones por parte de docentes del gremio oficialista UDPM.

Asimismo, indicaron que hubo “un hecho de hurto de una computadora (notebook) del Departamento Contable en el marco de dicha toma, debidamente denunciado ante la Fiscalía N° 3 en turno de la ciudad de Posadas”.

Muy ajenos a la situación, el Frente de Trabajadores de la Educación negó ser partícipe de ese delito y permanece en el edificio del CGE, sin recibir una convocatoria al diálogo para hablar de una mejora salarial.

Continuar leyendo...